Tuesday, May 22, 2012

Les aviso que no existo...








Les contare algo que ustedes no creerán…a las 8:45 de la noche llame a AT&T para pedir el SSID number de mi DSL…hable con una oficina en la India…la cual me dijo que tenia que llamar a otro numero…después de 25 minutos de espera.

Me trasladaron a otra oficina…la cual me correspondía…después de 38 minutos de esperar y repetir como cotorra la información que me pedían…me atendió un muchacho muy amable,  el cual me dijo que como yo vivía en Florida, el no tenia forma de entrar a mi cuenta, ya que el tenia a su cargo la costa del Pacifico…que me trasladaría a la zona que cubre el estado de la Florida (por segunda vez).

Me trasladaron a mi oficina regional (¿?)…espere por 22 minutos y me contesto un muchacho con un acento muy fuerte y al cual le dije que yo no entendía su ingles…me dijo que su oficina esta en las Filipinas que esperara por otra persona que habla un ingles perfecto (¿?)…pasaron 17 minutos.
Como sé que les estoy cansando…hare la historia mas corta…siete llamadas transferidas… y después de casi 2 horas de espera…no encontraron la cuenta de mi casa…encontraron la de mi negocio…la de mi celular…la de mi teléfono antiguo…el cual desconecte hace 2 años…la cuenta del teléfono de mi mama… desconectada hace 3 años…pero la que tengo para U-verse y el DSL no aparece en todo el continente Americano, la India y las Filipinas.
Termine mi conversación con AT&T a las 11:38 de la noche.
Mi presión arterial es de 135/80…ahora en estos momentos es de 175/98…no me cobraron por subírmela…eso me lo hicieron gratis.
Me tome un Ativan de 1mg…dos aspirinas…un tilo…dos mentas poleo y tres vasos de agua con hielo…me quite toda la ropa…me puse un short y un t-shirt…baje el aire acondicionado a 68…puse a Ramoncito a dormir y me senté a escribir todo el drama Dantesco…ya que si no lo hago…terminare en el Aventura Hospital…si es que llego a tiempo.
…y por este medio le comunico a AT&T que no pagare mas la cuenta que me envían a fin de mes…ya que yo no existo en tres continentes…así que veré todas las películas “On Demand” gratis…si necesitan “internet…solo tienen que traer el cable y lo enganchamos a mi computadora…ah,… a mis amigos que viven en otros continentes…a los de México…y a toda mi parentela regada por New York, California, Ohio, Puerto Rico e islas adyacentes…los llamare para conversar con ellos por horas…pues tampoco me cobraran el teléfono…pues ese, tampoco aparece en los records de AT&T…y todo esto me lo comunico un joven con un acento oriental…que radica en Tailandia…y se siente muy apenado que mi cuenta no existe.
Hasta mañana queridos amigos…en que llamare a las oficinas que tienen en Croacia…para ver si por casualidad tienen mi numero de SSID…y ustedes se preguntaran para que quiero ese numero…pues porque compre una computadora y mañana viene el técnico de AT&T y quiere que le tenga el numero listo…para poder conectar la nueva adquisición.
Esto solo pasa en el “outsourcing” (le pediré a FUNDEU la traducción)  de empleos que tenemos en los “Estamos Hundidos de Norte América”…pues en Mérida, solo levanto el teléfono y la operadora me dice: Bienvenida Sra. Cayro…en que le puedo servir?
Al fin le gane una…a la compañía mas grande de este país…ahora solo espero que el Sr. Carlos Slim la compre…para con mucho gusto…enviarle una tarjeta de felicitación de Jackie Lawson…con música de mariachis…
Viva el tercer mundo…porque los últimos serán los primeros! 

… Y PASA LA NOCHE.




3 comments:

Pruna said...

Pobrecita... que odisea...

Miriam De La Vega said...

Qué terrible, amiga!, No entiendo cómo, ni por qué, pero mientras más avanzamos en el aspecto tecnológico, se tornan más difíciles cosas que antes resultaban tan sencillas. Si seguimos así, no sé a dónde vamos a llegar.
Una experiencia desagradable, pero contada de manera muy amena, como todo lo que escribes.
Un abrazo.

Rolando said...

Amiga, el único camino es reclamar. Si cada uno reclama sus derechos todo el tiempo (desde los derechos simples a un buen servicio hasta los derechos humanos básicos, elementales e inalienables) otra sería la civilización humana. Benditos somos los que tenemos reconocidos el derecho a gritar por los derechos.