Sunday, September 11, 2011

PREGUNTA SIN RESPUESTA




Hoy, un joven me pregunto el por qué se deja de querer.

Le prometí que le contestaría…pero que primero me dejara rumiar.

Me vino a la mente el famoso psicólogo social y filosofo humanista, Erich Fromm. En su libro “El Arte de Amar”, el expone que el amor, más que un sentimiento, es una promesa. Pues los sentimientos pasan, mas las promesas perduran, más que buscar el amor, se debe buscar la persona a quien amar.

Fromm, pensaba que el amor es una habilidad que se puede aprender y desarrollar…rehúsa pensar que el amor es algo místico y misterioso…que no se puede analizar, ni explicar. Como personas, estamos alineados unos de otros y para salvar esas distancias, buscamos refugio a nuestra soledad…en el amor romántico y el matrimonio. Si desarrollamos nuestra personalidad y llegamos a obtener la capacidad de amar, podemos con humildad, coraje, fe y disciplina, llegar al verdadero amor. Pero a su vez pensaba…que dicho estado era muy difícil de alcanzar.

En nuestra cultura occidental todo nuestro empeño por alcanzar ese amor…está destinado al fracaso, al no ser que practiquemos y mejoremos nuestra propia disciplina…que el verdadero amor consta de cuatro elementos, cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento. Tenemos que comenzar, amándonos primero… aplicando los cuatro principios básicos a nosotros mismos…en fin que para enamorarnos…primero tenemos que estar enamorados de nosotros.

Pensando en todo esto…comprendo que amar es un arte…por eso el titulo de su obra.

Que difícil parece ser el amor…como sentimiento, es muy frágil…ya que si depende solo de lo sentimental…será breve, irresponsable y falso. Tiene que rebasar todas las calamidades de nuestras vidas diarias…respetar y sentir admiración por el ser amado…mantener fidelidad aun después que la pasión se halla apagado…y tener fe en el voto, más que en la emoción.

Solo cuando fundamos el amor en una promesa…podemos hacer que perdure y triunfe.

En una sociedad de Windows 7, Tweeter, Facebook, la Primavera Árabe y el sexo casual, sin más responsabilidad…que el uso de un condón…un libro escrito en el año 1956…no parece tener mucha repercusión.

Mi querido niño, sigo debiéndote la contestación, tal vez me quedo con la respuesta que nos dio José Ángel Buesa:

Se deja de querer, y no se sabe por qué se deja de querer!!!



…Y PASA LA NOCHE.

4 comments:

Marlene said...

Excelente, Cuki !!!!.

Hector Aguililla said...

En mi modesta opinion yo diria que los elementos basicos ademas del respeto mutuo, que es una premisia. son la comunicacion, tratar siempre de hacer felis a tu pareja, la fidelidad y la confianza. A veces la pasion pasa, pero permanece el amor a esa persona con la que luchaste junto, respetaste, admiraste y amaste. Creo que cuando uno deja de querer se debe a una gran decepcion recibida o porque nunca hubo un amor verdadero. Y esto se aplica en todos los tiempos. Muchos jovenes fracasan por la falta de respeto o por confundir el amor con el sexo, pues este ultimo forma parte importante del primero, pero no lo es todo. Gracias Cuqui por darnos la oportunidad de opinar.

Rolando said...

Supongo que si dejamos de querer es porque nunca quisimos de verdad. O quisios solo a medias. No dicen que el amor mas puro es aquel que no espera recompensas?

Felix Anesio said...

del amor, no se. es un misterio profundo... gracias, cuqui!