Monday, May 2, 2011

JUBILO






John Blake escritor de CNN se pregunta si es moralmente correcto celebrar la muerte de Bin Laden.

Comenta que los líderes religiosos de distintas denominaciones, han declarado que no se debe de expresar júbilo, ante la muerte de un ser humano.

Pero fue Bin Laden un ser humano? Esa es mi pregunta y también mi respuesta.

No considero al terrorista, sin importarme su objetivo, filosofía o religión como un ser común y corriente…no entiendo como un individuo pueda planear un ataque a dos torres llenas de personas y seguir condecorado con la distinción de ser...una persona.

A los terroristas les caracteriza la falta de respeto por la vida…nadie que tenga respeto por la existencia de otra persona, puede llevar a cabo un atentado...donde hallan miles de muertos…es mas, donde muera una sola persona.

Carecen de la habilidad de sentir piedad, respeto o ser compasivos…simplemente son animales dedicados a una causa…sin importarles quien cae en el camino.

En el caso de los Islámicos (terroristas), no tienen respeto ni de su propia existencia…y lo demuestran inmolándose con el resto de los demás.

Como también lo hicieron los kamikazes japoneses, los nazis, los etarras y todo aquel que lleve una ideología a su máxima expresión.

Nunca me ha gustado el terrorismo…ni el domestico, ni el foráneo.

Recuerdo cuando era niña y no podíamos ir a la ciudad de La Habana de noche…por temor a que una bomba estallara…eso me creo gran desprecio por aquellos que en nombre de una ideología, terminaban asesinando a inocentes.

Mi mejor amigo de High School murió en Vietnam, víctima de un niño que ellos habían salvado…el carajillo una noche entro a la barraca con una bomba atada al cuerpo…el Vietcong lo uso como gancho para que entrara el explosivo…esa noche murieron tres jóvenes americanos.

Durante mucho tiempo tuve la imagen de Wilfredo, lustrando sus botas la noche de la despedida…iba con sus mejores deseos a cumplir con el país que le dio cobija…sabia que llevaba la muerte del brazo…pero nunca pensó que el pequeño que habían rescatado en una carretera…seria dos días más tarde…el pasaje a la otra vida.

Por eso no me gustan los terroristas…porque son cobardes…como lo fue Bin Laden…viviendo en una mansión…seguro…durmiendo en una cama…y alentando a los tontos útiles, a seguir llevando la muerte por el mundo…en nombre de una guerra santa.

Como a mí no me caracteriza el ser moralmente correcta, en lo que al terrorismo se refiere…tengo júbilo…como lo tuvo el pueblo americano anoche…cuando se reunieron frente a la Casa Blanca… en la ciudad de Nueva York o cualquier otra esquina del país…se hizo justicia y eso es causa de regocijo.

Los que lloraron a sus familiares, amigos y vecinos tienen el derecho de sentir, la alegría del trabajo hecho.

Como todos en el resto de la nación americana, que hemos vivido el desastre que nos trajo el 11 de Septiembre…nos reservamos el derecho de sentir la alegría de saber, que hoy… hay un mundo mejor…porque hay un terrorista menos.

Dejémonos de tanto “ pañocalientismo”…y abandonemos el miedo de ofender…a quienes tanto nos han ofendido.  Celebremos el triunfo de nuestras tropas...de nuestra nacion...del bien por encima del mal.

Si los religiosos quieren virar la otra mejilla…que la viren...en su derecho están.

…Y PASA LA NOCHE.


Como siempre...invito a comentarios.

2 comments:

Miriam De La Vega said...

Plenamente de acuerdo con todo lo que has escrito Cuqui. Y te confieso que el primero de mayo cuando supe la noticia de la eliminación de uno de los mayores terroristas de todos los tiempos, sentí una emoción y una alegría tan grande como el dolor que sentí el 11 de septiembre del 2001 cuando vi las imágenes del atentado terrorista a las torres gemelas.
Yo amo mucho a mis semejantes y respeto mucho la vida humana, por lo que jamás me alegraría por la muerte de un ser humano, pero este espécimen no era humano.

Hector G. Aguililla said...

Excelente, como ya nos tienes acostumbrados.