Thursday, January 20, 2011

LIBERTAD Y AGRADECIMIENTO





Quiero expresar, antes que algunos se rasguen las vestiduras, que tengo la mayor admiración, respeto y reconocimiento para esos cubanos que han sido víctimas de una prisión en Cuba…país que es sumamente cruel con sus presos políticos.

Igualmente quiero dejar claro que la mayor parte de los cubanos llegados a España están agradecidos y contentos de estar libres y de que la tierra madre les haya acogido. 

Pero como cubana libre y persona llena de agradecimiento…además de ser nieta de españoles…me trae un poco incomoda, ver y escuchar las quejas que algunos cubanos hacen contra España, sus organizaciones y gobierno. 

Llevo varias semanas oyendo los comentarios…”que si el cuarto es pequeño”, “que si la comida no es de alta calidad”, “que no hay suficientes cuartos de baños”, etc., etc.

Me gustaría decirles a mis compatriotas que han expresado quejas, que la ayuda que el gobierno Español, La Cruz Roja, o cualquier otra organización o ciudadano privado, quiera dar a los cubanos llegados de la isla…no es una obligación.

Les preguntaría, que otro país les recibe con techo, comida, ayuda y gran cariño? Que otro lugar les ha brindado refugio?

Desafortunadamente que tenian estas personas antes de salir de Cuba?

Según me consta guardaban prisión…sus familiares eran objeto de abusos, golpizas y actos de repudios…mas padecían las mismas miserias que el resto del pueblo cubano…que no están en cárceles pequeñas, pero si “dentro de una gran cárcel…sin la mas mínima esperanza de escapar”.

Sin tener en cuenta, cual fue el propósito que tuvo el Sr. Moratinos, el gobierno cubano y la iglesia católica...para todos estos presos la unica opcion era, estar presos o salir de Cuba...los que no aceptaron, todavia guardan carcel.

Los que escojieron ir a España, están en tierra libre, con futuro, con ayuda…en un país que habla su mismo idioma y comparten gran parte de su historia…con un camino abierto, para que cada cual busque su destino y la libertad. 

Cuando yo llegue a este país, no había ayuda económica, no teníamos casa, ni comida…solo veníamos con la gran ambición de ser libres…y los EE. UU, nos brindaron esa opción…la cual agarramos con las dos manos y el resto es historia…

Nadie, que yo recuerde, hizo declaraciones de que los frijoles no eran demasiados negros, ni que la yuca no se ablandaba…estábamos agradecidos de comenzar una vida nueva. Lo demás era pecatta minuta.

Hicimos lo mejor con lo que teníamos…LIBERTAD!

Como dijo nuestro apóstol José Martí,” la queja prostituye el carácter”. 

Y el quejido inmerecido, es una bofetada, al que nos ofrece lo mejor que tiene. 

No permitamos que una manzana podrida, eche a perder el resto…

Mis más sinceros abrazos a todos esos españoles, que les han brindado una mano de ayuda, a estas familias de tan valientes ex presos políticos.

Un abrazo a mis hermanos ahora en libertad.

Un abrazo muy cubano a Mari Paz Martínez Nieto por todo lo dado en estos años.

Invito a comentarios…


...Y PASA LA NOCHE.

9 comments:

Anonymous said...

De acuerdo en parte. Porque quejarse en un país democrático es ejercer tu derecho a la libertad de expresión. Agradecidos, sí, pero no corderitos.

Bino said...

Que se quejen del cuarto pequeño y de los chorizos rancios porque ya tendrán tiempo de quejarse del racismo contra los sudacas en esta madrastra patria. Oh, yes. Deja que descubran que son por aquí tan sudacas como el resto. Oh, yes.

Anonymous said...

"Cuando yo llegue a este país, no había ayuda económica, no teníamos casa, ni comida".

Hoy la comunidad ha hecho nuevas conquistas. Los tiempos mejoran. Es la dialéctica. Mi abuelita no tenía internet. Hoy yo disfruto de ella.

Anonymous said...

Si, tienes mucha razon, pero la mayoria de los Espanoles no se acuerdan ( o no quieren acordarse ) de que Cuba los salvo del hambre que pasaban, emigraron en masa y luego volvieron ricos ( los Indianos ) y ahora no ven bien a la emigracion al reves. Y eso me consta.
JULIO

Anonymous said...

Cuqui, gracias por este sincero post. Es un tema delicado porque personas que han padecido tanto como estos ex presos, y han estado tan aislados se trastornan a veces cuando pueden ejercer su libertad de expresión y reciben mucha atención de los medios, como ha pasado en España. Estoy convencida de que cualquiera que declara algo públicamente está sujeto a critica: la critica negativa les molesta como a todos nosotros, pero muchos creen que el que les critica le hace el juego a Castro, es enemigo, cuando no es más que tu propia libre expresión.
Poco a poco lo van comprendiendo, y sólo uno o dos perseveran en el error.
Y la critica a un Gobierno- detestable en mi opinión- a quien a la vez pides asilo es muy extraña. Con USA no se atreven, pero al Gobierno español gran parte del exilio tampoco le tiene respeto, lo ven débil y miserable.
Pero a la mayoría de estos ex presos nadie les ha ofrecido asilo todavía- ni Europa ni USA- y mientras estén aqui, tendrán que tener cuidado de no ponerse al pueblo en contra.
Y a este que dice le llamaron "sudaca" (¿a un cubano en estos tiempos?), a saber qué dijo él para que le dijeran eso tan pasado de moda.
Maria Benjumea, Sevilla..

Anonymous said...

"luego volvieron ricos ( los Indianos )" Los indianos eran cuatro gatos. Se hicieron nuevos ricos luego, con los subsidios de los europeos ricos de siempre.

Anonymous said...

María, entiendo que no es algo puntual que le hayan dicho, sino la actitud arrogante y despreciativa tan común en España.

Anonymous said...

No percibo que sea absoluto común el desprecio a los cubanos en España. Sí a otros grupos, como los andinos, porque son muchos y mucho más diferentes a los españoles, o los marroquies, o los gitanos rumanos. El cubano cae bien, y "sudaca" sólo lo aplican ya algunos tarados y ultras..

Creo que hay algo de victimismo de emigrante, y desde luego algunos prueban fortuna en otro pais europeo "menos arrogante y despreciativo", pero se lamentan igual.
Vivi en Francia y traté alli a muchos cubanos: si aqui no los comprendemos, como dices, alli ni te imaginas.
Un saludo,
Maria B.

Miriam De La Vega said...

Pues yo pienso muy parecido a tí Cuqui y aclaro que esto no se trata de defender al gobierno español, ni de simpatizar con Moratinos, o nada que se le parezca, pero a mí desde muy pequeñita, mi mami Gladys me enseñó que debía dar las gracias por cualquier favor o ayuda recibida. En la vida hay que aprender a agradecer todo lo que nos ofrecen.
Como bien dices, ellos tenían solamente dos opciones: la cárcel o el destierro, y creo que por muy mal que estén en España, están mucho mejor que en la celda, por lo menos tienen libertad y ya eso es una gran ganancia.
Un saludo.