Sunday, January 9, 2011

EL IDIOMA ESPAñOL Y LOS INSULTOS SOECES...







Uso el español, porque es el idioma que hablan mis sentimientos…


Disfruto mucho ese idioma…aunque deje de estudiarlo cuando tenía 10 años…al llegar a Miami, todos mis estudios fueron en ingles. Cuando cursaba la universidad, tome por 4 años clases de italiano…puedo leerlo, escribirlo, pero a fuerza de no tener con quien conversarlo, he perdido la habilidad de comunicarme en esa lengua.

En español le doy cabida a mis palabras de cariño y a las que uso cuando deseo ventilar mi ira.

Un insulto en ingles no suena bien…tengo un amigo que trato de insultar a un norteamericano diciéndole, “your mother”…y el pobre hombre le contestaba…”what about my mother” a lo que mi amigo le contesto, “eso es una película de Almodóvar”.

Si dudan de mis palabras…tomen un martillo en su mano derecha…procedan a darse un martillazo en el pulgar izquierdo, si ustedes después del golpe, se ponen a silbar el Danubio Azul…su idioma nativo, no es el español.

Yo tengo un diccionario con imágenes…al lado de la palabra “insulto”, hay un gallego con una boina.

Quien no recuerda “El gran libro de los insultos” de Pancracio Celdran Gomariz...(ver nota)

Los Españoles son muy dados a escribir tal y como hablan en su diario vivir…eso les humaniza y les hace más reales…la época de palabras con encajes ya ha pasado.

Vivimos rápido, con tecnología y si no dices las cosas como son y con premura…habrás insultado tarde…recuerda que el que insulta primero, lo hace dos veces.

No creo en las malas palabras…ni estimo que haya palabras vulgares…porque para suerte, todo tiene un nombre y por su nombre se le debe de llamar.

Una vez en un ballet de Alicia Alonso, había un señor que en vez de aplaudir, le gritaba, “Perra, Perra”…alguien me dijo que era lo máximo en halagos…fue el mismo individuo que al final, en vez de un ramo de flores, le entrego un collar con una chapa que decía, “Flufy”.

Tal vez, lo que para algunos sea una vulgaridad, para otro es la forma más correcta, de expresar un pensamiento.

Muchas personas desconocen, que palabras que les pueden parecer vulgares, están recogidas por la Real Academia de la Lengua Española y a la disposición del que escribe, para ser usadas. O sea que no cobran…son gratis!

El mejor escritor, no es el que usa palabras muy rebuscadas, sino el que mejor las sabe usar…

Tenemos ejemplos como el de Cabrera Infante…que sabia jugar con el idioma y hacia uso de la palabra requerida, sin importarle como sonara…todos nos hemos leído, Los tres tristes tigres y La Habana para un Infante Difunto…quien se sintió vulgar…nadie…por que el talento sobre pasaba el vocabulario.

Nuestra querida Zoe Valdes…premiada… aclamada…respetada…alguien se siente con necesidad de ir a un psicólogo, después de disfrutar de sus libros…porque quedo traumatizado por su vocabulario…por favor, no seamos capullos...

En realidad lo más importante es el contenido…como lo narras y como lo haces interesante…cosa que cada cual hace a su modo.

Lo mismo sucede en la música…”La Damisela Encantadora”, se ha cambiado por “La Negra Tiene Tumbao”…no por eso, deja de sonar muy rítmico a nuestros oídos…y vender millones de copias.

Era prosaica La Lupe, cuando cantaba “La gran tirana”…en comparación con María Callas, cuando suspiraba, “O mío babbino caro”...era cuestión de cómo expresaban su música y los millones de Onassis…Si la Callas se hubiese casado con Chicho el tamalero, hubiese cantado “El Manisero”.

Por eso el español es mi idioma…y porque Ramoncito, mi gato, cuando le digo, “kitty, kitty” no viene, pero si le digo, “Ramoncito, la comidaaaaa”, sale “mandado”…ya saben por qué se llama Ramoncito, por lo “Veloz”.

Las palabras soeces no existen en la escritura…pero si en el libro de La Real Academia Española…Que antagonismo!

NOTA:

Pancracio Celdrán Gomariz, doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense y licenciado en Lengua y Literatura Hispánica, posee un máster en Historia Comparada, así como diversos diplomas en Historia de Oriente Medio, Lengua y Literatura Inglesa y Norteamericana y Lengua y Cultura Hebrea. (con este historial y escribe libros de insultos)



…E Passa La Notte.

…The Night Goes By.

…Y Pasa la Noche.

10 comments:

Miriam De La Vega said...

Nuestra lengua materna es tan rica en vocablos, que hasta para insultar es mucho más generosa que la lengua inglesa, los americanos solamente tienen dos o tres malas palabras, de las cuales las más utilizadas son aquella que empieza con f y la que empieza con s, escasean tanto las palabras obscenas y son tan poco originales, que cuando vemos una película americana parecen un disco rayado, de lo mucho que repiten la palabra con f.
Nosotros sin embargo tenemos muchísimas, y las que no existen, las inventamos, son tantas y tan variadas, que casi podríamos crear un diccionario a la manera de Alvarez Guedes para explicar el significado y uso correcto de cada una de ellas.
Muy buen análisis el de hoy, amiga.

Anonymous said...

Yo dejé un comentario en el post anterior y me lo censuraron. Desapareció. Por qué?

Anonymous said...

Que decepción. Parece que este es uno de esos blogs copiados del periódico Granma donde sólo se publican elogios y halagos y lo que le gusta a los dueños. Tanto que hablamos de libertad.

Renee said...

Teniendo en cuenta los comentarios anteriores yo propongo que este blog se sume al debate de la blogosfera cubana sobre la censura y la libertad de expresión.

Tranquilazo de la Vega said...

10:51 PM, basta con que repita usted su comentario aquí. Quizás usted no fue censurado sino que sencillamente nunca consiguió publicarlo.

11:47 PM, ¿no le parece a usted que comparar este blog con el periódico Granma es un poco extremo? Estoy seguro de que se trata de un mal entendido que será aclarado.

En cuanto al tema de la entrada, muy acertadamente se defiende la tesis valedera de que no hay mala o buena palabra sino mal o buen hablante y comunicador.

Enhorabuena!

Anonymous said...

En este blog no hay censura...todos los comentarios son bienvenidos...pero al dejar su comentario este seguro de que lo hizo correctamente y que se publico...a veces las personas hacen comentarios y no quedan registrados...ustedes pueden comentar lo que guste...ya sea a favor o en contra...un abrazo a todos...Cuqui Cayro.

Anonymous said...

Mi comentario sí quedó publicado y yo me aseguré de que así fuera. Lo que pasa es que la dueña del blog me lo borró, y no sólo el mío sino otro que iba en contra del punto de vista de ella. Tranquilazo, no trate de tapar el sol con un dedo. Aquí sí hay censura.

Anonymous said...

Al amigo que esta tan preocupado por la censura del blog,le digo que ya la dueña del blog le explico, que no hay censura en los comentarios dejados.

Haga el comentario que desee y exprese lo que quiere decir.

Ademas, seria correcto que dejara su nombre, pues las cosas se discuten con nombres y apellidos y no bajo el anonimato.

La dueña del blog no escribe anonimente, tiene su nombre, apellido publicado en el logo del blog. Haga usted lo mismo.

Mi nombre es Gerardo Gomez, vivo en Chicago y sigo el blog.

Anonymous said...

Gerardo, mijo, y cómo sé yo que ese es tu nombre real? Una opinión es una opinión venga firmada o sin firmar. Qué diferencia haría que el anónimo se hiciera llamar Pepito Pérez?

Anonymous said...

gracias a Dios por intiresny