Sunday, February 14, 2010

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y, otra vez, con el ala a sus cristales
jugando llamarán;
pero aquéllas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquéllas que aprendieron nuestros nombres...
ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aun más hermosas,
sus flores se abrirán;
pero aquéllas, cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día...
ésas... ¡no volverán!

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará;
pero mudo y absorto y de rodillas,
como se adora a Dios ante su altar,
como yo te he querido..., desengáñate:
¡así no te querrán!


Y no volvera Savannah...ni sus flores...

Ni Siena y su bello jardin...

Tampoco volvera la Plaza de San Marco...

Ni la iglesia de San Agostino en Roma...

Las gotas de lluvia en las ramas de los arboles, en Paris...

La luna saliendo a media noche camino a Santorini...

El perfume de los jasmines en la bella Merida...

Esas no volveran.


Y pasa la noche...seguro que pasa.

No comments: