Monday, July 16, 2012

JUAN BOSCAN













Dulce soñar y dulce congojarme,
cuando estaba soñando que soñaba;
dulce gozar con lo que me engañaba,
si un poco más durara el engañarme;

dulce no estar en mí, que figurarme
podía cuanto bien yo deseaba;
dulce placer, aunque me importunaba
que alguna vez llegaba a despertarme:

¡oh sueño, cuánto más leve y sabroso
me fueras si vinieras tan pesado
que asentaras en mí con más reposo!

Durmiendo, en fin, fui bienaventurado,
y es justo en la mentira ser dichoso
quien siempre en la verdad fue desdichado


Poeta español…nacido en Barcelona, 1487


...Y PASA LA NOCHE.

1 comment:

Miriam De La Vega said...

Muy lindo poema. Los sueños son el consuelo de los desafortunados, ya que en ellos logran alcanzar lo que no han podido conseguir en la vida, aunque sólo sea en una realidad de algodón que se desvanece al amanecer, cuando la alcanzan los primeros rayos del sol.
Gracias por compartir algo tan sublime.